La calidad del aire interior: un mercado en crecimiento

La calidad del aire interior: un mercado en crecimiento

calidad aire interior

La creciente conciencia sobre los efectos de la calidad del aire interior y exterior sobre la salud, junto a la tendencia a nuevas regulaciones gubernamentales favorables a controlar este factor, hacen prever un crecimiento en el mercado mundial del control de la calidad del aire en los próximos años. Especialmente en lo que se refiere a la monitorización continua de parámetros.

 

Cada vez somos más conscientes de que la Calidad del Ambiente Interior (CAI) es un factor que influye no sólo en la salud y el bienestar de las personas sino también en la productividad de los empleados que desarrollan su actividad laboral en recintos cerrados.

Asma, rinitis, cáncer de pulmón, alergias y una larga lista más de patologías pueden estar asociadas a la calidad del aire que respiramos en edificios públicos y privados, donde permanecemos la mayor parte de nuestro tiempo.

Radón, hongos, contaminantes emitidos por los materiales de construcción y mobiliario o contaminantes biológicos son algunos de los factores implicados en este fenómeno, que, aunque lentamente en España, empieza a preocupar a las autoridades y a la sociedad en general.

Asi, no es extraño que la verificación y el control de los parámetros de la CAI en edificios esté ganando protagonismo en la certificación de edificios y en las nuevas normativas.

Crecimiento a nivel global

Esta tendencia se refleja en un estudio de mercado, realizado por la consultoria estadounidense P&S Intelligence, que prevé una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) de 8.9% en el mercado mundial de la monitorización de la calidad del aire, un segmento que generó ingresos de 3,9 billones de dólares en el 2017 a nivel mundial.

calidad aire interior

Factores como el aumento del nivel de contaminación del aire, la creciente conciencia sobre sus efectos ambientales y de salud, asi como las nuevas normativas favorables, están impulsando el crecimiento global de este mercado.

Según datos de la OMS, más del 50% de la población mundial vive en zonas urbanas, y se espera que para el año 2050 esta cifra ascienda al 70%. Este fenómeno afecta tanto a la calidad del aire exterior, más contaminado en zonas donde se concentran vehículos, construcción de edificios e industrialización, como a la calidad del aire interior.

Según el estudio, todo este escenario a dado lugar a una gran demanda a nivel global de sistemas para monitorear y controlar la calidad del aire.

¿Cuáles son las necesidades?

Sobre la base del producto, el mercado de este sector diferencia entre sistemas para monitorizar la calidad del aire interior y exterior. Durante el período estudiado (hasta 2023) se prevé un crecimiento en la demanda de ambos, aunque en los sistemas para monitorizar el aire exterior se espera un crecimiento algo mayor, con una tasa compuesta anual del 10.5%.

Por otra parte, en la diferenciación entre la monitorización de contaminantes químicos, físicos y biológicos, los sistemas para monitorizar los primeros tuvieron la mayor participación en el mercado durante el período histórico estudiado.

También, según el método de muestreo, el mercado se clasifica en la monitorización continua, manual, pasiva e intermitente de la calidad del aire. En este sentido, se espera que la monitorización continua en tiempo real lidere el mercado en los próximos años, tanto en términos de tamaño como de crecimiento, con una CAGR del 9.8% durante el período de pronóstico.

Y, finalmente, sobre la base del usuario final, el mercado se categoriza en agencias gubernamentales, institutos , usuarios comerciales, usuarios residenciales, industria, etc. De todos ellos, el crecimiento  más rápido en el mercado se espera de los usuarios comerciales y residenciales, con una tasa compuesta anual de 9.9% durante el período de pronóstico.

Avances tecnológicos

Los avances tecnológicos en este sector están revolucionando la forma como se monitorea y controla la calidad del aire. Existe un interés activo en la investigación para desarrollar, evaluar e implementar nuevas tecnologías de monitorización de la calidad del aire, que está resultando en la producción de nuevos sensores portátiles y de bajo coste. Un campo en el que hay todavía un gran margen de actividad.

También la sofisticación y la especificación de los aparatos respondiendo a las necesidades existentes es una estrategia empresarial para ganar cuota de mercado. Asi, por ejemplo, a principios de año la empresa estadounidense Teledyne API lanzó al mercado un instrumento capaz de medir continuamente la concentración de partículas finas, de 2,5 micras de diámetro (PM2.5 ), en tiempo real. El instrumento ayuda a producir mediciones de PM2.5 más precisas y acuradas en el tiempo, y tiene bajos costos de operación y mantenimiento.

Por su parte, la alemana Siemens presentó en enero de este año un nuevo sensor de polvo fino para edificios, para conseguir un ambiente interior saludable. El sensor puede monitorizar y proyectar visualmente la contaminación de partículas y se puede integrar fácilmente en los sistemas de gestión de los edificios. Este producto es ideal para usar en oficinas y edificios residenciales de alta gama.

Fuente: www.psmarketresearch.com

 


cai

 

CURSO: Calidad Ambiental en Interiores según UNE 171330

Recordamos que actualmente Higiene Ambiental Consulting ofrece el curso de formación a distancia Calidad Ambiental en Interiores según UNE 171330.

Más información sobre el curso aquí.

 

 

Compartir notícia: