salmonella

salmonella

¿Cómo puede protegerse el profesional del control de plagas frente a patógenos transmitidos por roedores?

control plagas

Los profesionales del control de plagas velan siempre por la salud pública, manteniendo a raya, entre otros, a las poblaciones de ratas y ratones. Sin embargo, hasta que punto son conscientes de mantener su propia salud y protegerse frente a la exposición a los muchos patógenos que pueden transmitir estas plagas?

El número de casos y brotes de salmonelosis en la UE vuelve a crecer

salmonella

La tendencia decreciente de casos de salmonelosis en Europa, que se inició en el 2007 con el establecimiento de los Programas Nacionales de Control, se ha estabilizado. Tras casi una década de prevalencia descendiente, los casos de Salmonella enteriditis en humanos han aumentado en un 3% desde 2014. En el caso de las gallinas ponedoras la cifra aumentó de 0,7% a 1,21% durante el mismo período.

Alimentos y agua son origen de gran parte de los casos de enfermedades transmisibles en España

higiene ambiental

Los patógenos de transmisión alimentaria y los asociados al agua fueron responsables de gran parte de los casos de enfermedades transmisibles en España durante el 2016. Según datos del Sistema de Información Microbiológica (SIM) Campylobacter y Salmonella en alimentos, y Giardia lamblia en el agua destacaron como origen de un gran número de infecciones.

Estas fueron las zoonosis más prevalentes en el 2015

listeria

EFSA/ECDC han publicado su informe anual sobre zoonosis en la UE/EEE, con los datos correspondientes a 2015. Como en años anteriores, Campylobacter sigue siendo el causante del mayor número de casos de gastroenteritis bacteriana, seguido de la Salmonella. Por su parte, el número de casos de listeriosis continua en su tendencia de crecimiento, afectando especialmente a las personas mayores de 64 años.

Las verduras frescas cortadas tienen un mayor riesgo de colonización por la Salmonella

salmonella

La importancia de la seguridad microbiológica de los alimentos que consumimos frescos se pone, una vez más, de manifiesto, en un reciente estudio, que relaciona un mayor riesgo de contaminación por la bacteria Salmonella en las bolsas de ensalada listas para el consumo con la presencia de fluidos procedentes de las hojas de ensalada cortadas o dañadas.