hormigas

hormigas

Termita al fipronil, un nuevo cebo para controlar a las hormigas invasoras

hormigas

Cuando se trata de termitas, las hormigas argentinas invasoras siempre son las primeras en encontrarlas. Necesitan sus proteinas para alimentar a las larvas y, posteriormente, ellas mismas reciben el alimento pre-digerido por trofalaxia. Su agresividad y competitividad les permite provocar estragos sobre especies autóctonas. Pero esto puede jugar en su contra en el caso de un nuevo cebo para controlarlas: termitas rociadas con el insecticida fipronil. 

La vida social de las termitas viene de lejos

termitas

Termitas y hormigas presentan comportamientos sociales muy similares. Sin embargo, su evolución tiene orígenes muy distintos: las termitas evolucionaron de las cucarachas hace unos 150 millones de años, 50 millones de años antes de que aparecieran las hormigas o las abejas en una rama muy diferenciada de los insectos. ¿Cómo llegaron estos insectos tan distantes en el tiempo a estructuras sociales similares?

La hormiga invasora Lasius neglectus protege sus colonias eliminando a sus compañeras enfermas

hormigas

Como otras especies invasoras, pasajeras clandestinas en el tráfico internacional, la especie de hormiga Lasius neglectus está invadiendo zonas de toda Europa, incluyendo Catalunya. Además de una conducta cooperativista entre compañeras de especie, que le permite crear grandes supercolonias, otra estrategia de supervivencia de Lasius neglectus es su capacidad de detectar y eliminar a sus congéneres enfermas para evitar epidemias en el nido.

Algas contra la hormiga argentina

hormigas

Rápida, agresiva, hiperactiva y con gran capacidad de reproducción, la hormiga argentina (Linepithema humile) se ha expandido por todo el mundo, convirtiéndose en una plaga que provoca estragos sobre especies autóctonas. Además, una vez que se instalan en las casas resulta muy dificil eliminarlas. Un nuevo cebo, a base de algas marinas, podria evitar la pulverización excesiva y desesperada de sprays insecticidas contra estos insectos en los hogares.

Descubierto un nuevo comportamiento de rescate entre hormigas

hormigas

Hormigas y termitas mantienen una violenta relación depredador-presa en la que ambas han desarrollado interesantes mecanismos de defensa. Por ejemplo, la hormiga Megaponera analis rescata a sus compañeras heridas en combate contra las termitas y las devuelve al nido para que se recuperen. Un comportamiento que, lejos de ser fraternal, le permite mantener de forma eficiente la población necesaria para la supervivencia de la colonia.