disruptores endocrinos

disruptores endocrinos

ECHA y EFSA publican una guía para la identificación de disruptores endocrinos en biocidas y fitosanitarios

biocidas

El pasado 7 de junio entraron en vigor los criterios establecidos por la CE para identificar las sustancias químicas disruptoras endocrinas presentes en  productos biocidas y fitosanitarios. La Agencia Europea para Sustancias Químicas (ECHA) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) han desarrollado un documento científico de guía, que permite identificar este tipo de sustancias, de acuerdo a los citados criterios. 

Los criterios para identificar disruptores endocrinos en biocidas entran en vigor el próximo 7 de junio

biocidas

El próximo 7 de junio entrarán en vigor los criterios establecidos por la CE para identificar los productos biocidas con propiedades de disruptor endocrino. Conforme a la legislación sobre biocidas, una sustancia con dichas propiedades se considerará candidata a la exclusión y/o a la sustitución. Todas las sustancias biocidas actualmente en proceso de evaluación serán examinadas de acuerdo a los nuevos criterios. 

La CE establece los criterios científicos para determinar las propiedades de alteración endocrina de los biocidas

biocidas

La Comisión Europea ha publicado el Reglamento 2017/2100, que establece los criterios científicos para la determinación de las propiedades de alteración endocrina de las sustancias químicas. Estos criterios, que deberán permitir identificar con mayor precisión las sustancias alteradoras endocrinas y actuar en consecuencia, en cuanto a su autorización, afectaran de pleno al sector de los biocidas. 

La CE presenta su propuesta para identificar a los disruptores endocrinos

disruptores endocrinos

La Comisión Europea presentó ayer su propuesta de criterios científicos aplicables para determinar la existencia de propiedades de alteración endocrina en las sustancias químicas dentro del ámbito de los productos biocidas y de los fitosanitarios. La CE propone adoptar un enfoque basado en evidencias científicas y avalar la definición de la OMS sobre disruptores endocrinos, la que más consenso tiene entre científicos.