bacteriofagos

bacteriofagos

Envases con bacteriófagos para eliminar bacterias patógenas en alimentos

Los bacteriófagos, virus capaces de destruir bacterias de forma específica, podrian usarse para proteger alimentos sólidos envasados contra contaminaciones cruzadas. El objetivo es prevenir infecciones en los consumidores causadas por bacterias patógenas como E. coli, Salmonella, Campylobacter o Listeria. Una nueva tecnología permite producir recubrimientos que albergan estos eliminadores de bacterias, manteniéndolos activos hasta tres meses.

 

Los bacteriófagos se abren camino como desinfectantes para la industria alimentaria

bacteriófagos

El grave problema de la resistencia bacteriana a antibióticos y biocidas necesita soluciones alternativas. Una de ellas son los virus que atacan y matan de forma especifíca determinados tipos de bacterias: los bacteriófagos (fagos). No sólo en la medicina sino también en la industria alimentaria, los fagos prometen como tecnología de biocontrol de patógenos en verduras y alimentos listos para el consumo.

Bacteriófagos: nuevas armas eficaces contra el biofilm

biofilm

La unión hace la fuerza. Nunca mejor dicho que en el caso de los biofilms, las complejas comunidades de bacterias adheridas a superficies sólidas que les confieren una capacidad extraordinaria de sobrevivir a tratamientos con antibióticos o desinfectantes. Evitar su formación en entornos alimentarios u hospitalarios podria ser más fácil con un nuevo descubrimiento de científicos del CSIC.

Virus bacteriófagos, diminutos aliados en la producción de alimentos

El uso de virus bacteriófagos, capaces de matar bacterias específicas, despierta un interés creciente en la industria alimentaria por su potencial para reducir la contaminación en los alimentos o de actuar como conservantes para extender su vida útil. La Food Standards Agency (FSA) británica ha analizado dónde y cómo pueden potencialmente utililizarse estos diminutos aliados en la producción de alimentos.

Bacteriofagos contra Clostridium difficile

bacteriofagoMicrobiológos británicos estudian como luchar contra la bacteria Clostridium difficile utilizando virus bacteriófagos, para ayudar a resolver el creciente problema de las superbacterias resistentes a los antibióticos en los hospitales. El uso de bacteriófagos para combatir bacterias no es una idea nueva y se conoce desde principios del s.XX, pero su uso fué abandonado en Europa Occidental tras el descubrimiento de la penicilina y otros antibióticos.