Virus del Nilo Occidental, Catalunya activa los protocolos de alerta tras detectar el virus en mosquitos Culex

Virus del Nilo Occidental, Catalunya activa los protocolos de alerta tras detectar el virus en mosquitos Culex

mosquitos

La presencia del virus del Nilo Occidental (VNO) en mosquitos de la especie Culex pipiens capturados en el Baix Camp ha sido confirmada hace unos dias por el centro IRTA-CReSA de la Generalitat de Catalunya. Este hallazgo ha hecho activar los protocolos de alerta en Catalunya con el fin de preservar la salud humana y animal, aunque la detección del virus en mosquitos no supone la declaración oficial de un foco de la enfermedad.

 

La fiebre del Nilo Occidental es una zoonosis emergente en España, que sigue un ciclo de transmisión entre aves salvajes y mosquitos vectores. Por lo que sabe de la transmisión del virus en Europa y EEUU, parece que algunas especies de mosquitos, como Culex pipiens o diversas especies del género Culiseta, especialmente ornitófilas, mantienen la transmisión entre las aves y, puntualmente estas mismas especies u otras especies puente, como Culex tarsalisAedes vexans, transmiten el virus a otros vertebrados, como humanos o caballos, que son huéspedes accidentales terminales sin capacidad de transmitir el virus.

La enfermedad se considera endémica en España y está incluida entre las enfermedades de declaración obligatoria. En ciertas zonas de Andalucía se ha comprobado la circulación del Virus del Nilo Occidental (VNO) en numerosas ocasiones en los últimos 20 años, y el año pasado en la región andaluza se registraron 71 casos humanos de meningoencefalitis causados por este virus y fallecieron 8 personas. La grave situación epidemiológica registrada en 2020 llevó a la Junta de Andalucía a publicar la pasada primavera un Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores para controlar el riesgo de infección. Por otra parte, el CSIC y la Estación Biológica de Doñana (EBD) han puesto en marcha un proyecto de investigación, en el que se monitorizan en tiempo real las poblaciones de mosquitos y la presencia del virus en distintas localidades del Bajo Guadalquivir durante 2021 y 2022. 

virus del nilo occidental

También en Catalunya confluyen los factores necesarios para que el virus del Nilo Occidental pueda causar focos de enfermedad en humanos y animales: la presencia de mosquitos vectores, la introducción del virus a través de aves migratorias infectadas y el posible establecimiento de un ciclo endémico de los casos confirmados mediante técnicas moleculares en años anteriores en la comunidad catalana (2017 en un azor, 2018 y 2020 en équidos).

Mientras que en Andalucía parece que la especie más relevante en la transmisión del VNO es Culex perexiguus, en Catalunya lo sería Culex pipiens, una especie ampliamente distribuida en territorio catalán, donde existen también otras especies de culícidos, como Aedes albopictus (mosquito tigre),  que pueden transmitir el virus aunque con menor capacidad vectorial.

También parece diferir el linaje del virus detectado en las dos Comunidades Autónomas. Se han descrito ocho linajes de VNO, siendo los linajes 1 y 2 los que afectan a humanos, caballos y aves.  En Europa, antes de la aparición de la cepa del linaje 2 en Hungría en 2004, los casos esporádicos y los brotes ocasionales en animales y seres humanos se debían a las cepas del linaje 1, distribuido a nivel mundial. Pero la cepa del linaje 2 se ha extendido por Europa central y la región del Mediterráneo oriental, causando importantes brotes tanto en humanos como en animales y siendo responsable de la mayoría de casos en humanos. Mientras que las detecciones realizadas en Catalunya corresponden al linaje de tipo 2, en Andalucia corresponden al linaje 1.

Alerta en Catalunya

En el marco de la actividad del Programa de vigilancia de la fiebre del VNO en Catalunya, activo desde 2004, el Centre de Recerca en Sanitat Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) confirmó la semana pasada la presencia del VNO en una muestra de mosquitos Culex pipiens capturados en una trampa ubicada en Riudoms, en el Baix Camp, en el mismo lugar donde el año pasado se declaró un foco de la enfermedad después de detectar anticuerpos recientes frente al virus en un caballo.

La finalidad del programa de vigilancia es detectar de forma precoz la circulación del virus del Nilo Occidental en Cataluña en caballos, aves y mosquitos, fundamentalmente en las principales zonas de riesgo.  En el momento de sospecha o confirmación de la circulación del virus se activa el Programa de Alerta, prevención y control del VNO., con el que se intensifica la vigilancia en aves y équidos.

Tras confirmar la detección del virus por RT-PCR en las muestras de Culex pipiens, se ha activado el protocolo de alerta. Aunque el IRTA-CReSA aclara que la detección del virus en mosquitos no supone la declaración oficial de un foco de la enfermedad, si que indica la circulación del virus en la zona y la necesidad de poner en marcha medidas para la prevención de infecciones, que incluyen un muestreo en aves y caballos en un radio de 10km alrededor de la trampa positiva, para determinar la expansión del VNO en la zona.

También se acentúa la vigilancia de aves enfermas o muertas y caballos con sintomatologia, se alerta a los Servicios de Vigilancia Epidemiológica, al Banco de Sangre y Tejidos, asi como a hospitales para tener en consideración el VNO ante un diagnóstico de meningoencefalitis vírica sin filiar.

En definitiva, en la lucha contra estas infecciones víricas es imprescindible la coordinación entre todas las partes implicadas; entomólogos, control de vectores, sanidad animal, epidemiólogos, clínicos y virólogos.

 

Fuente: IRTA

 

Imagen: Culex pipiens por Urmas Tartes

 

 

Compartir notícia: