Una idea luminosa para detectar la bacteria Escherichia coli O157:H7

Una idea luminosa para detectar la bacteria Escherichia coli O157:H7

E.coli

Investigadores de la Universidad Purdue (EEUU) han tenido una idea luminosa para detectar la bacteria Escherichia coli O157:H7, causante de graves infecciones gastrointestinales. Han desarrollado un virus bacteriófago, especifico para esta bacteria, que produce una proteina que emite luz cuando la infecta. El método permite detectar la bacteria de manera simple, rápida y sensible.

 

Una idea luminosa para detectar la bacteria Escherichia coli O157:H7

e.coliLa prevalencia de la bacteria Escherichia coli O157:H7 -productora de toxina shiga- en la cadena alimentaria es responsable de un gran número de brotes alimentarios e infecciones gastrointestinales, asociados con frecuencia al consumo de productos cárnicos y verduras frescas contaminadas.

Mientras que muchas cepas de la bacteria E. coli son inofensivas, el ingerir tan sólo 10 unidades formadoras de colonias de E. coli O157: H7 puede producir una enfermedad grave y potencialmente mortal. 

Por este motivo, poder detectar rápidamente y en cantidades muy pequeñas la presencia de esta bacteria en alimentos es clave para proteger la salud de los consumidores. 

Bacterias brillantes

La base para un nuevo método de detección de E. coli O157:H7 la han sentado cientificos en la Universidad Purdue de EEUU, desarrollando  un virus bacteriófago, llamado NanoLuc,  para producir una enzima que hace que E. coli O157: H7 emita luz cuando es infectada por el virus.

El nuevo proceso puede ahorrar horas de pruebas con métodos tradicionales, un tiempo que puede ser crítico en la detención de la distribución de alimentos contaminados.

Los métodos tradicionales para detectar la contaminación no pueden encontrar sólo algunas células de E. coli O157: H7 en las muestras, por lo que es necesario realizar un proceso de enriquecimiento, cultivando las bacterias para que se multipliquen y puedan ser detectadas.

Según los autores del estudio, el nuevo método es muy práctico y los laboratorios tan sólo tiene que añadir el bacteriófago durante la etapa de enriquecimiento. Es posible detectar cantidades infimas (cuatro bacterias) de E. coli O157: H7 ya antes de que el proceso de enriquecimiento haya terminado, en un periodo entre siete y nueve horas. Además, el proceso es más barato que otros métodos utlizados actualmente.

Los falsos positivos son también muy poco probables, ya que el bacteriófago no puede producir la proteina que emite luz sin encontrarse con E. coli O157: H7, la única bacteria que NanoLuc es capaz de infectar.  El fago NanoLuc es un virus y no puede llevar a cabo su metabolismo hasta que infecta una bacteria, en este caso E. coli O157: H7. Es decir, no puede crear las proteínas brillantes a no ser que haya encontrado a su hospedador específico.

Basandose en la cantidad de bacteriófagos añadidos, el tiempo transcurrido y la cantidad de luz emitida, los autores utilizaron una ecuación para determinar aproximadamente la cantidad de E. coli O157: H7 presente en un caldo de enriquecimiento hecho con carne de res molida. 

En futuros estudios, los autores se centraran en la detección de E. coli O157:H7 en lechuga, espinacas y otros productos. También tienen por objetivo desarrollar otros bacteriofagos para detectar de forma similar otras bacterias patógenas, como la Salmonella.

 

Fuente: The Use of a Novel NanoLuc -Based Reporter Phage for the Detection ofEscherichia coli O157:H7, Scientific Reports 6, Article number: 33235 (2016)

Imagen: Escherichia coli, CDC

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Limpiezas Brillo ADR

Servicios de limpieza y de mantenimiento de oficinas, comunidad de vecinos, garajes y naves industriales con cobertura en Valencia y alrededores

Actualia

Control de Plagas urbanas, Desindección de Legionella, Consultoría Seguridad Alimentaria, Consultoría Medioambiental