Un nuevo estudio revela que la mayoria de los brotes de Listeria en Europa no se detectan

Un nuevo estudio revela que la mayoria de los brotes de Listeria en Europa no se detectan

listeria

Un nuevo estudio, coordinado por el ECDC, concluye que la mayoría de los brotes de listeriosis en Europa no se detectan. La gran capacidad de persistencia de la bacteria en los entornos de producción de alimentos da lugar a contaminaciones recurrentes, a menudo con una duración de varios años. Alrededor de un tercio de los casos identificados como parte de un brote en Europa entre 2010 y 2015 afectó a más de un país.

 

Más de la mitad de los casos graves de listeriosis en la Unión Europea forman parte de brotes, muchos de los cuales no se están detectando por el sistema de vigilancia actual de la enfermedad con la suficiente rapidez. Es la conclusión de un nuevo estudio publicado en la revista Eurosurveillance, que analiza, a gran escala, la epidemiologia de la listeriosis en la UE mediante la técnica de secuenciación completa del genoma.

La aplicación de este nuevo método, implementado a nivel de la UE, podría conducir a una detección más rápida de los brotes que afectan a varios paises, ahorrando hasta 5 meses de tiempo en las investigaciones. Un dato importante, dada la elevada tasa de mortalidad que presentan las infecciones de listeriosis, especialmente en grupos poblacionales vulnerables como  personas mayores y  mujeres embarazadas, que pueden transmitir la bacteria al feto si consumen alimentos contaminados.

En el estudio se analizaron 2.726 muestras humanas de Listeria monocytogenes obtenidas en 27 países entre 2010 y 2015. En el análisis se observó que poco menos del 50% de los casos son aislados, mientras que la mitad restante forman parte de grupos o brotes. Alrededor de un tercio de los casos que se identificaron como parte de un brote afectaron a más de un país, a menudo con una duración de varios años.

Sin embargo, en la UE sólo se notificaron dos brotes de listeriosis en 2016 y cinco en 2015, lo que sugiere que muchos de ellos no se detectan. 

La aplicación de la secuenciación del genoma completo de todos los casos notificados de listeriosis humana, para caracterizar los casos de listeriosis a nivel de la UE, tendría la capacidad de limitar la aparición de nuevos casos de la enfermedad con origen en un punto común de contaminación. Por ejemplo, el brote que entre 2016 y 2018 ha afectado a 47 personas en Austria, Dinamarca, Finlandia, Suecia y Reino Unido, provocando 9 fallecimientos, y que se ha relacionado con el consumo de vegetales congelados contaminados producidos en una empresa de Hungría.

Un riesgo emergente

La listeriosis es una enfermedad transmitida por los alimentos relativamente rara, pero potencialmente grave, que desde 2008 presenta un incremento en las tasas de notificación cada vez mayor en los países de la UE. En el 2016 se notificaron 2.536 casos, incluidas 247 muertes.

Listeria monocytogenes se ha convertido en las últimas décadas en un problema emergente en la industria alimentaria. Su gran capacidad de persistencia ante situaciones ambientales adversas le permite permanecer durante largos períodos de tiempo en plantas de procesado, almacenes frigoríficos, centros de distribución, supermercados o restaurantes, provocando contaminaciones cruzadas recurrentes.

Algunas de las claves para su persistencia son su capacidad de crear resistentes biofilms y de adaptarse para sobrevivir a los procedimientos de limpieza y desinfección; tolera ambientes salinos, crece en un amplio rango de pH y aguanta temperaturas frías, de hecho puede continuar creciendo a temperaturas tan bajas como -5ºC e incluso puede sobrevivir a los -25 ° y tiene también una alta capacidad de resistencia a las soluciones limpiadoras y desinfectantes.

Formación especializada

Visto lo dificil que puede ser erradicar a la Listeria, lo mejor será poner la máxima atención en prevenirla.

Conscientes de este problema emergente, Higiene Ambiental Consulting, junto con Ambientalys, hemos desarrollado una formación técnica especializada, con el objetivo de formar acerca de cómo se desarrolla esta bacteria dentro de la industria alimentaria, dar a conocer las estrategias, técnicas y productos para controlarla y aprender a identificar los sistemas de detección y prevención más adecuados.

Esta formación se imparte en modalidad on-line y tiene una duración de 25 horas.

Más información sobre el  Curso on-line: Listeria: prevención y control en la industria alimentaria

 

 

Compartir notícia: