¿Cómo conseguir mayor seguridad alimentaria y menor consumo de agua?

¿Cómo conseguir mayor seguridad alimentaria y menor consumo de agua?

seguridad alimentaria

Optimizar el uso del agua es uno de los grandes retos de la industria alimentaria, especialmente en lo que se refiere al sector de la industria de los alimentos mínimamente procesados, conocidos como alimentos de IV gama: frutas y verduras cortadas, lavadas y envasadas. El proyecto europeo aqUAFRESH busca mejorar la seguridad alimentaria y optimizar el uso del agua, los costes y la eficiencia en la producción de este tipo de alimentos.

 

La producción de alimentos de IV gama es una de las actividades de la industria alimentaria que más agua consume, ya que su principal operación tecnológica es el lavado con agua de verduras y frutas, para eliminar la suciedad y reducir la carga bacteriana.

Asi, la industria de los alimentos frescos minimamente procesados, un segmento en constante crecimiento, necesita hacer frente a las crecientes demandas de seguridad alimentaria, competitividad e impacto ambiental. Estos desafios incluyen la necesidad de estrategias y procesos innovadores para reducir el uso de agua y energía, la minimización de los desechos y la mejora de la eficiencia, garantizando al mismo tiempo la inocuidad de los alimentos. 

Proyecto europeo aqUAFRESH

Como respuesta a esta necesidad, el proyecto europeo aqUAFRESH se enfoca en optimizar el uso del agua en la producción de productos de IV gama, dado su gran impacto en los costes de producción, en el medio ambiente, asi como en la calidad y seguridad de los productos finales. El objetivo es conseguir una nueva estrategia de saneamiento, tecnológicamente factible y económicamente competitiva, que permita el ahorro de agua y energía, ganar en eficiencia, reducir las emisiones a las aguas superficiales y subterráneas, y mejorar la seguridad alimentaria.

El consorcio internacional aqUAFRESH está formado por la empresa española CITROSOL junto a la alemana KRONEN GmbH, y con la colaboración del centro tecnológico CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria). 

La propuesta es desarrollar un nuevo sistema combinado, con un enfoque holístico, que integre todos los parámetros relevantes del proceso de lavado y desinfección, y permita optimizar el uso de la energía, el agua y el uso de productos químicos. El proyecto incluye la aplicación de una solución desinfectante alternativa al cloro, que garantice la seguridad de los alimentos. 

Una solución innovadora

El proyecto aqUAFRESH se basa en tres ejes principales:

  • El desarrollo de un equipo de lavado con un rendimiento mejorado, respecto a la eficiencia de la limpieza e higiene
  • Una nueva estrategia de desinfección del agua, basada en desinfectantes innovadores y alternativos a los procesos basados en el cloro
  • La reutilización del agua, basada en la evaluación de los requisitos de calidad del agua.

En este contexto, la compañía española CITROSOL ha desarrollado, dentro de su gama de productos Citrocide®, un nuevo formulado que se aplicará de manera totalmente automatizada a nivel industrial. Este sistema es capaz de gestionar de forma precisa los parámetros más relevantes del proceso de lavado y el registro de datos.

La firma alemana KRONEN GmbH trabaja en el desarrollo de una revolucionaria máquina lavadora, que sirva como punto de partida para una nueva generación de lavadoras más eficientes y sostenibles para la industria de frutas y vegetales mínimamente procesados. El desarrollo tendrá en cuenta los principios de diseño higiénico que establecen las diferentes directivas, tanto europeas como mundiales.

Y, por su parte, el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), con la supervisión de CITROSOL, evaluará a nivel industrial la eficacia antimicrobiana del nuevo formulado en el agua de lavado de diferentes productos IV Gama. CNTA estudiará el impacto de la desinfección en el agua de lavado, en la calidad del producto y en la seguridad alimentaria.

 

El proyecto aqUAFRESH está financiado por Eurostars, programa conjunto entre EUREKA y la Comisión Europea, cofinanciado por los Estados Miembro de la Unión a través de Horizonte 2020. Se inició en junio de 2017 y que tendrá una duración de dos años.

 

Fuente: CNTA

 

 

Compartir notícia: