Rodenticidas anticoagulantes, ¿a menor concentración mayor resistencia?

Rodenticidas anticoagulantes, ¿a menor concentración mayor resistencia?

rodenticidas

La reclasificación de ocho rodenticidas anticoagulantes como tóxicos para la reproducción en concentraciones mayores del 0,003% puede tener impacto sobre la resistencia de ratas y ratones a estos productos. Se espera una reducción importante del uso de cebos etiquetados con el pictograma GHS08 y un aumento de uso de productos en concentraciones más bajas, lo que podría potenciar una resistencia aún mayor a los anticoagulantes.

 

Rodenticidas anticoagulantes, ¿a menor concentración mayor resistencia?

rodenticidas

El Reino Unido alberga más mutaciones de resistencia anticoagulante en ratas (Rattus norvegicus) que cualquier otro país en todo el mundo. Llevan décadas peleándose con el problema y son expertos preocupados por el creciente conjunto de datos sobre la resistencia en Rattus norvegicus, y, según estudios más recientes, también en el ratón doméstico.

Un reciente informe de la británica Universidad de Reading alerta de la, no por menos documentada menos real, creciente resistencia a los anticoagulantes también en ratones domésticos. Se piensa que el mecanismo es el mismo en ratas y en ratones, con mutaciones en la subunidad VKORC1 de la vitamina K epóxido reductasa, que rigen la resistencia a los anticoagulantes.

Los datos de los británicos deberian preocuparnos a todos, especialmente ante la realidad compleja en la que se mezclan una legislación cada vez más restrictiva, para salvaguardar la seguridad de la salud y el medioambiente, y una plaga de dificil control.

GHS08: Tóxico para la reproducción

Con la nueva clasificación de los anticoagulantes brodifacoum, bromadiolona, clorofacinona, cumatetralilo, difenacum, difetialona, flocoumafen y warfarina, los cebos rodenticidas que los contengan y sean para uso por no profesionales deben contener menos de 30 ppm de la sustancia activa. 

Los cebos que contengan 30ppm o mayor concentración deben estar etiquetados como "Tóxicos para la reproducción" y sólo estaran disponibles para uso por profesionales del control de plagas.

Pero, aunque los profesionales estén cualificados para usar cebos de más de 30ppm, se prevé que en ciertos entornos los clientes pueden solicitar, o las evaluaciones del riesgo puedan recomendar, que incluso ellos utilicen cebos con concentraciones inferiores.

Por tanto, es difícil determinar exactamente cómo de generalizado será el uso de cebos en concentración más baja de 30ppm, pero una cuestión que necesita respuesta es saber cual sera el impacto de esta reclasificación en el control de la resistencia a los anticoagulantes en ratas y ratones, asi como en la futura selección de roedores con resistencia.

Impacto sobre la gestión de la resistencia

Según explica la British Pest Control Association (BPCA) en su revista PPC, los cebos con anticoagulantes de primera generación, menos potentes, no serían eficaces en un nivel inferior a 30ppm, por lo que ésta ya no sería una opción de tratamiento.

En el caso de los anticoagulantes de segunda generación, la gran mayoría contiene 50ppm de sustancia activa (difenacoum, bromadiolona, brodifacoum o flocoumafen), con la excepción de los cebos de difetialona que ya contienen 25ppm.

Para la bromadiolona, y en menor medida los cebos de difenacoum, existen evidencias de resistencia a estas dos sustancias activas, tanto en ratas como en ratones en Reino Unido, y la incidencia de esta resistencia está creciendo incluso en áreas donde antes no era conocida. 

Dado que ya existen problemas de resistencia en cebos con difenacoum y bromadiolona a una concentración de 50ppm, preocupa que una reducción de la concentración a menos de 30ppm pueda resultar en una selección aún mayor a favor de ratas y ratones resistentes a los anticoagulantes. 

Para los cebos anticoagulantes de segunda generación más potentes, aquellos que contienen brodifacoum, flocoumafen o difetialona como sustancia activa, no se conoce resistencia práctica y son efectivos en el control de ratas y ratones resistentes a otros cebos anticoagulantes. El grado de potencia de los cebos que contienen estas sustancias activas implica que no se espera el desarrollo de resistencia práctica a ellas.

Pero, ¿qué pasa con los cebos que contienen un nivel reducido de uno de estos anticoagulantes más potentes? Para los cebos que contengan cualquiera de estos tres principios activos, reducir la concentración activa a menos de 30 ppm significaría que aún son efectivos contra ratas y ratones resistentes a otros anticoagulantes y, por lo tanto, no deberían seleccionarse para estos roedores resistentes.

¿Un plan B?

Como admite la misma Agencia Europea para Sustancias Químicas (ECHA) entidad ejecutora de las autoridades reguladoras europeas para llevar a la práctica la legislación de la UE en materia de sustancias químicas, los rodenticidas anticoagulantes siguen siendo una opción muy dificil de reemplazar. Una evaluación comparativa, realizada por la misma ECHA, concluye que las alternativas, químicas y no químicas, analizadas hasta el momento, no excluyen la necesidad de usar rodenticidas anticoagulantes.

Sin embargo, el futuro próximo necesita alternativas. Un ejemplo de una sustancia activa no anticoagulante que ya se encuentra en el mercado es la alfacolorolosa, pero solo es para ratones. El colecalciferol, para uso contra ratas y ratones, una de las pocas alternativas, hasta ahora, a los anticoagulantes, fué considerado por la ECHA como disruptor endocrino a finales del año pasado, por lo que muy probablemente pasará a ser una sustancia candidata a la sustitución  y no conseguirá la aprobación de la CE para su uso en biocidas TP14(rodenticidas).

El caso es todo un reto para la industria de los biocidas.

 

Fuente: https://bpca.org.uk/

Compartir notícia: