Purificar el agua electrocutando las bacterias

filtro nanoUn nuevo filtro para agua, basado en un tejido de algodón revestido con nanotubos y nanocables de plata de gran conductividad, realiza el proceso de purificación con un bajo costo y con gran rapidez. El nuevo desarrollo elimina los patógenos mediante un campo eléctrico creado en el tejido.

 

Investigadores de la Universidad de Standford (EEUU) han desarrollado este filtro capaz de purificar el agua hasta 80.000 veces más rápido que filtros existentes. La nueva tecnología elimina los patógenos transmisores de enfermedades existentes en el agua  y, debido a su bajo coste, su aplicación podría ser de especial interés en paises en desarrollo.

Tejido con nanotecnología

El dispositivo está construido por inmersión de un tejido de algodón liso en un caldo de nanocables de plata y nanotubos de carbono.

filtro nano
Imagen de microscopio electrónico de los nanocables de plata en los que se sumerge el algodón durante el proceso de construcción de un filtro. Las fibras grandes son el algodón,
Autor:Yi Cui -Standford University

A diferencia de los sistemas tradicionales de depuración de agua, que atrapan las bacterias físicamente, el nuevo filtro permite que los agentes patógenos fluyan a través de éste con el agua, pero, a medida que pasan a través del campo eléctrico que atraviesa la tela conductora, los mata.

Según pruebas de laboratorio, "más del 98 % de las bacterias Escherichia Coli que fueron expuestas a 20 voltios de electricidad en el filtro durante unos segundos murieron".

Ventajas frente a otros filtros

Los filtros que atrapan las bacterias necesitan tener los poros suficientemente pequeños como para retener a los patógenos, pero esto  restringe el caudal del filtro.

Según el estudio, dado que el nuevo filtro no atrapa las bacterias, puede tener poros mucho más grandes, permitiendo que el agua fluya a través de él a mayor velocidad y caudal;  aproximadamente 80.000 veces más rápido que los filtros que atrapan las bacterias.

La mayor dimensión de los poros también evita que éste se obstruya, lo cual es una ventaja más frente a otros filtros. Otra lo sería la mínima cantidad de energía eléctrica necesaria para su uso, mucho menor que aquellos filtros que necesitan una bomba para hacer fluir el agua por los diminutos poros.

En el caso de que alguna bacteria quedase retenida, la plata contenida en el filtro tendría un efecto bactericida añadido, que contribuiría a evitar la formación de biofilm en el filtro.

Asimismo, los investigadores afirman que "la electricidad alteraría el ph del agua alrededor de la superficie del filtro, pudiendo incrementar así su letalidad para las bacterias. Los próximos pasos en la investigación seran probar el filtro con diferentes tipos de bacterias y hacer pruebas con varios filtros sucesivos.

 

Fuente: Standford University

 

© 2014 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso