Las redes sociales como herramienta para mejorar la seguridad alimentaria

Las redes sociales han redefinido la forma como intercambiamos, interpretamos y comunicamos la información hoy en día. La creciente popularidad y uso de estas herramientas digitales ha llegado también al ámbito de la seguridad alimentaria, donde se están convirtiendo en la herramienta de preferencia para investigar brotes de intoxicaciones alimentarias, enfermedades transmitidas por los alimentos e incluso el fraude alimentario, todo desde un lugar remoto.

 

Las redes sociales como herramienta para mejorar la seguridad alimentaria

seguridad alimentaria

Apenas hemos arañado la superficie de las posibilidades que nos ofrecen los datos digitales. Con el Internet de las cosas y la interconexión digital de objetos cotidianos, internet se está volviendo tanto intuitivo como predictivo. Y, en lo que respecta a las redes sociales, se están convirtiendo en una fuente de información con gran potencial para un sinfin de finalidades.

La seguridad alimentaria no es una excepción y tiene también en las redes sociales una aliada importante. El análisis de datos digitales puede acelerar y mejorar el control de las intoxicaciones alimentarias y las investigaciones sobre enfermedades transmitidas por los alimentos.

Por ejemplo, el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York inició en 2012 un programa piloto para investigar brotes alimentarios utilizando Twitter, como @NYCFoodborne, en colaboración con Yelp, un popular portal de reseñas sobre locales y servicios, y la Universidad de Columbia.

Utilizando rastreadores de palabras clave y algoritmos similares a SEO y SEM, el equipo consiguió asignar casos o informes a un rastreador de casos de enfermedades transmidas por los alimentos y designar puntuaciones especificas desde 0 a 1. Se estableción un umbral en 0,5 a partir del cual se desencadena una respuesta dentro del sistema de recolección de datos, para que el equipo contacte con los clientes afectados individualmente y los entreviste. Esto añade datos de calidad al sistema, y ayuda a eliminar casos duplicados y falsos positivos.

 Durante el estudio, los restaurantes de Nueva York que recibieron múltiples quejas a través de tweets y reseñas dentro de un plazo de 30 días, se marcaron para realizar inspecciones e investigaciones de seguimiento.

Ventajas de utilizar datos de las redes sociales

@NYCFoodborne es un ejemplo de como aplicar el análisis de datos digitales en la gestión de la seguridad alimentaria. Otras posibles ventajas del uso de la información de las redes sociales son:

  • Mejorar los sistemas de trazabilidad: Por ejemplo, las redes sociales pueden ser útiles para rastrear al cliente final; las herramientas de validación de usuario pueden autentificar la cuenta de un cliente en las redes sociales. También, los mensajes en línea de las marcas muestran cómo éstas responden a reclamaciones por intoxicaciones alimentarias.
  • Ahorrar tiempo: Los datos digitales pueden recopilarse en segundos, y se reduce la necesidad de introducir información manualmente a partir de documentos escritos. 
  • Mayor eficiencia: Es posible ahorrar una cantidad de tiempo considerable en el proceso de recopilación de datos, mediante el desarrollo de algoritmos de selección intuitivos. Entrevistas y cuestionarios a distancia permiten recopilar información en minutos desde múltiples ubicaciones al mismo tiempo. La categorización de los datos recopilados también es más fácil al utilizar herramientas simples de etiquetado, que son específicas para determinadas palabras clave y también más eficiente para canalizar datos específicos.

Las redes sociales todavía están evolucionando y ahora que otros medios, como la realidad virtual, han hecho su aparición, será interesante ver cómo estas nuevas herramientas, en el futuro, también pueden tener un impacto en las investigaciones de seguridad alimentaria.

 

Fuente: Food Quality and Safety

 

 

© 2018 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso