Las plagas en alimentos secos almacenados lo tendrán un poco más difícil

Uno de los grandes problemas de la industria de la pasta alimenticia son los diminutos insectos, que acceden o proliferan en los productos envasados y almacenados durante periodos largos de tiempo. Las pérdidas de alimentos secos envasados, tipo pastas alimenticias, debidas a las  llamadas "plagas de despensa", pueden alcanzar hasta un valor del 9% en países desarrollados. El proyecto Pasta-Activepack busca una solución a esta situación.

 

Las plagas en alimentos secos almacenados lo tendrán un poco más difícil 

plagas alimentariasLa pasta es un alimento con un amplio consumo, por sus nutrientes, carbohidratos, bajo contenido en grasas y aporte energético. 

Pese a ser un producto muy utilizado en sectores de gran consumo, como la hosteleria, va de la mano con un problema todavía no resuelto: las plagas de insectos que en ocasiones pueden aparecer en el producto envasado.

Las denominadas "plagas de despensa" utilizan su sentido del olfato para detectar los alimentos, perforan los materiales de envase y acceden a ellos. Sufren este problema especialmente aquellos sectores como la hosteleria y la restauración colectiva, en los que el producto envasado puede almacenarse durante largos períodos de tiempo, siendo más susceptible a las infestaciones.

Por otro lado, en condiciones de elevada humedad y temperatura superior a 25ºC, la presencia de agua y/o vapor de agua favorece la proliferación de estos insectos, además de producirse el enmohecimiento y la pérdida de calidad de los alimentos secos envasados.

Una solución en el envase

La industria de pasta alimenticia, y en general los productores de alimentos secos envasados, necesitan una solución para erradicar este tipo de plagas de insectos, que pueden llegar a ocasionar pérdidas de alimentos secos envasados, del tipo pastas alimenticias, de hasta un valor del 9% en países desarrollados, según datos de la FAO.

Traducido al coste económico, las cantidades de pérdidas ascienden al medio millón de toneladas de pasta, alcanzando un valor cercano a los 500 millones de euros en el punto de venta. 

Para cambiar esta situación, se está desarrollando el proyecto Pasta-Activepack, que finalizará en 2017 y que se enmarca dentro del Programa Estatal de I+D+i del Ministerio de Economía y Competitividad en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016.. 

El objetivo principal de este proyecto es crear un envase activo a escala comercial, destinado a la mejora de la conservación de las pastas alimenticias.

Dicho envase actuará como absorbedor de humedad, manteniendo un bajo nivel de humedad en el interior (inferior a 12,5%) que evitará la propagación de los insectos, y también será capaz de repelerlos, evitando las infestaciones de los alimentos secos durante su almacenamiento. 

El proyecto ha tomado como referencia diferentes formatos de envase, desde el estándar de 1 kilo al envase de 5 kilos destinado a distribuidores para cocinas o comedores.

Participan en el desarrollo de los envases un consorcio de empresas, como Plásticos del Segura y Pastas Alimenticias Romero, asi como el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística ITENE, quién actúa como organismo de investigación y desarrollador del envase activo a escala laboratorio y piloto.

Plásticos del Segura abordará el escalado industrial de la solución de envase activo y Pastas Romero validará y explotará el nuevo envase. 

 

Fuente: ITENE

 

© 2017 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso