Sensibilidad a las picaduras de chinches de la cama

cimexUn estudio reciente de la Universidad de Kentucky, en colaboración con profesionales del control de plagas, confirma que muchas personas no reaccionan a las picaduras de las chinches de la cama. Esta encuesta, la más completa hasta la fecha realizada en EEUU, tiene importantes implicaciones para la prevención y gestión de las infestaciones de chinches de la cama.

 

Un parásito difícil de detectar

Las chinches (Cimex lectularius) son un problema que va en aumento tanto en Europa como en América. La reciente infestación de dos tiendas de una importante cadena de ropa en Manhattan (Nueva York), que ha representado importantes pérdidas económicas, es una muestra de la necesidad de programas de control de estos insectos parásitos hematófagos.

Las chinches se alimentan principalmente durante la noche, mientras su huésped duerme. Sus picaduras no son dolorosas y, al contrario que las pulgas o garrapatas, una vez ingerido el alimento se esconden en lugares recónditos de la habitación cerca de la cama o en el colchón.

Un estudio realizado con 474 personas habitantes de viviendas ( 66% apartamentos, 15% casas, 19% otros), afectadas con infestaciones de chinches y publicado en la revista Pest Control Technology , confirma que algunas personas no reaccionan a las picaduras de las chinches de la cama, y que esto puede retrasar la detección e intervención oportuna contra la plaga.

cimex
Cimex lectularius huevos, Gary Alpert, Harvard University, Bugwood.org

La encuesta se realizó durante la primavera y verano de 2009 en diversas ciudades de EEUU, con un porcentaje de 58% hombres y 42% mujeres.

Sensibilidad a las picaduras

Un 70% de los encuestados afirmó haber experimentado picaduras o reacciones cutáneas por las chinches, mientras que un 30% respondió que no.

Sorprendentemente, el nivel de infestación en la vivienda no tuvo un efecto apreciable en la reactividad. Más mujeres que hombres afirmaron reaccionar a las picaduras pero la diferencia no fué significativa, al igual que la etnia tampoco fué un factor determinante.

La edad sí que resultó un factor que afectó a la reactividad. Un número significativamente mayor de personas mayores de 65 años (42% de los individuos a partir de 65) reportaron no detectar picaduras o reacciones cutáneas que aquellas más jóvenes (26% de los individuos entre 11-65).

Según la Dra. Beth Miller, de la Universidad de Kentucky, el sistema inmunitario de las personas mayores suelen ser menos sensible a los alérgenos, por lo que las reacciones ante picaduras de insectos suelen ser menores. Esto implica una mayor necesidad de vigilancia en viviendas de personas mayores, ya que éstas son un indicador pobre de la presencia de chinches.

Las ronchas y picazón que a menudo acompañan a las picaduras de las chinches son la respuesta inmune del cuerpo a los alérgenos que hay en la saliva del insecto. El estudio halló una relación entre las reacciones reportadas por picaduras de mosquito y de chinche, siendo las personas sensibles a las picaduras de mosquitos también más sensibles a las chinches.

Sintomas de las picaduras

Un 72% de las personas que experimentaron reacción a las picaduras presentaron ronchas rojas con picazón, un 50% tuvieron enrojecimiento o decoloración, un 28% indicaron picor y 20% reportaron sentir un pinchazo o picadura, que puede ser o no un síntoma de los chinches.

cimex
Cimex lectularius
ninfas, Gary Alpert, Harvard University, Bugwood.org

La mayoria de las personas afirmaron sufrir picaduras en los brazos (84%) o piernas (75%). También un 50% de las personas afectadas sufrieron picaduras en la espalda o el pecho, un 40% en el cuello, un 38% en los pies y un 21% en la cara.

Los entomólogos sugieren que los chinches tiene dificultades para picar a través de la ropa y las picaduras tienden a localizarse en la piel expuesta.

Otros síntomas reportados por habitantes de viviendas infestadas fueron insomnio (29%), angustia emocional (22%), ansiedad (20%) y estrés (14%), todos ellos síntomas que pueden ser origen de enfermedades.

El hecho de descartar a los chinches como una plaga para la salud pública, argumentando que no está probado que sean vectores de enfermedades, es una posición incorrecta según los investigadores, que reclaman más recursos de las agencias gubernamentales para combatir el problema.

Conclusiones del estudio

El hallazgo más significativo del estudio fué que muchas personas presentan  poca o ninguna reacción a las picaduras de chinches de la cama.

cimex
Cimex lectularius adulto, Gary Alpert, Harvard University, Bugwood.org

El hecho de que casi una de cada tres personas encuestadas no perciba reacción a la presencia de estos insectos tiene implicaciones importantes para los profesionales del control de plagas.

Las poblaciones de chinches pueden crecer discretamente antes de ser descubiertas. Incluso las personas conviviendo con niveles altos de infestación afirmaron haberse dado cuenta de la presencia de los insectos en los dos o tres meses anteriores.

Según el estudio, como la mayoría de los alérgenos,  la sensibilidad a los chinches está influenciada por la exposición previa. Las picaduras iniciales con frecuencia no producen reacción pero si las siguientes. Así como la mayoría de picaduras de insectos producen reacciones dentro de un período de 24 horas, las reacciones ante las picaduras de chinche pueden tardar una semana o más tiempo en aparecer, especialmente si no existe exposición previa.

Este hecho dificulta determinar cuando y dónde se entró en contacto con los chinches y es un factor más que retrasa la detección de las infestaciones.

Dado que las poblaciones de chinches cuando crecen tienden a dispersarse del foco inicial a otras áreas, el retraso de detección complica y encarece su exterminación. La vigilancia es pues crucial.

 

 

Fuente: Pest Control Technology

 

 

© 2014 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso