Las chinches de la cama salen caras a los neoyorquinos

Las chinches de la cama (Cimex lectularius) llevan varios años martirizando a los habitantes de Nueva York, la ciudad de Estados Unidos más afectada, con diferencia, por estos insectos hematófagos tan difíciles de erradicar. Después de que las infestaciones registradas en hoteles se incrementaran un 44% entre 2014 y 2015, el ayuntamiento proyecta exigir a los hoteles que realicen inspecciones cada seis meses.

 

Las chinches de la cama salen caras a los neoyorquinos

chincheDesde la década de los 90, en que las infestaciones de Cimex lectularius empezaron a resurgir a nivel global, además de molestas picaduras, las chinches de la cama causan importantes daños económicos en los sectores de hostelería y turismo. 

Audaces introduciendose en equipajes de viajeros desprevenidos, en los que se desplazan de un lugar a otro, las chinches afectan por igual establecimientos con mayor o menor grado de higiene. Su actividad silenciosa y discreta, asi como su, cada vez mayor, resistencia a los insecticidas las convierten en una plaga tenaz y dificil de erradicar.

EEUU no ha escapado a estos pequeños insectos, que, para desesperación de las autoridades locales, se han instalado con especial ímpetu en Nueva York. No en vano es un destino turístico de primera magnitud.

Pero el Ayuntamiento de NY no piensa quedarse con los brazos cruzados mientras sus vecinos y visitantes son atacados por las chinches. 

Después de constatar un aumento del 44% de infestaciones de chinches en hoteles registradas en la ciudad entre 2014 y 2015, y de que algunos de los lugares más elegantes de la ciudad resultaran afectados, el concejal Rafael Espinal consideró necesario introducir una nueva normativa para combatir la situación.

La nueva legislación exigiría a los hoteles de la ciudad a que profesionales del control de plagas realicen inspecciones en todas sus habitaciones, en busca de chinches, cada seis meses.

Asimismo, otro proyecto de ley que introducirá Espinal exigirá que la ciudad publique informes anuales, detallando el número de quejas y de infracciones relacionadas con las chinches en edificios de apartamentos, y el promedio de tiempo transcurrido para resolver las infestaciones.

También deberá publicarse un mapa actualizado cada tres meses, en el que se muestren las ubicaciones donde se han registrado las quejas, diferenciando entre quejas que están siendo investigadas, las realizadas sin fundamento y aquellas en las que se cometió una infracción. 

Además de las molestias ocasionadas por las chinches, Espinal también señala los enormes costes que originan. Los inquilinos y los propietarios de hogares y negocios pagan cientos, sino miles, de dólares para exterminar una infestación y reemplazar los muebles y ropa dañados, afirma.

Por lo que defiende una actitud proactiva para informar a los neoyorquinos sobre los lugares donde está localizado el problema y protegerlos, a ellos y a los turistas que se alojan en hoteles. 

El tema está candente, ya que en oficinas del propio Ayuntamiento de NY se hallaron chinches de la cama este verano.

 

 

Fuente: Daily News
Imagen: CDC / Janice Haney Carr

© 2017 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso