El amianto tratado con microondas deja de ser nocivo

atonUna empresa polaca ha desarrollado una innovadora tecnología para tratar el amianto. El procedimiento consiste en calentar este material en un microondas a 1.000 grados centígrados, de modo que las peligrosas fibras del amianto adoptan una estructura amorfa y el material deja de ser nocivo. El producto resultante del tratamiento puede ser reutilizado en la contrucción sin peligro para la salud.

 

La empresa polaca ATON-High Technology ha desarrollado, dentro de un programa de investigación financiado por la UE, una solución al grave problema para la salud pública que es la extendida presencia del amianto en todo el territorio de la UE.

Dado que el desamiantado de edificios es una prioridad en la legislación europea y que los materiales de construcción a base de amianto comprende más del 70% del mercado mundial de materiales de construcción, se espera que la necesidad de eliminar residuos con este material tóxico aumentará considerablemete en los próximos años.

aton
Los residuos con amianto son calentados hasta 1100ºC Imagen: ATON-HT

La tecnología desarrollada por ATON-HT ataca el problema desde la raíz, mediante la eliminación de las propiedades tóxicas del amianto. El nuevo sistema representa una alternativa asequible y de bajo consumo energético para destruir el amianto con un tratamiento térmico por microondas, que reduce a mínimos la emisión de gases y vapores, y que crea un subproducto residual seguro que puede ser utilizado como aditivo en materiales de construcción.

"Nuestra tecnología es móvil. Es decir, nuestra máquina se puede instalar fácilmente en un contenedor o en algún otro lugar donde haya residuos. Es una ventaja importante, ya que no hay que transportar los deshechos peligrosos", según Ryszard Parosa, presidente de la junta de supervisión de ATON-HT. "El producto final se puede utilizar, por ejemplo, para renovar carreteras, se puede mezclar con cemento, se pueden construir ladrillos, etcétera. Se trata de una tecnología que no genera residuos".

"El problema con el amianto es que sus fibras se introducen en el organismo y pueden provocar cáncer u otras enfermedades. La tecnología del microondas, calienta el amianto de forma uniforme, atacando sin excepción a todas las fibras. Con este proceso, cambiamos la estructura del material. Tras el tratamiento, ya no tiene fibras pero sigue conservando su estructura mineral. Es seguro para el medioambiente y para los que lo manejan", afirma Ewa Błażejowska, vicepresidenta de la compañía.                  aton

Los materiales se introducen inicialmente en la trituradora Imagen: ATON-HT

Transformar la estructura del mineral

Los materiales o residuos que contienen amianto son previamente triturados en una trituradora de construcción hermética sellada, a continuación se mezclan con pequeñas cantidades de sustancias auxiliares y se introducen en la cámara del reactor de microondas. Como resultado de calentar esta mezcla a una temperatura de 900 - 1100°C, la estructura cristalina de las fibras de amianto cambian a una forma amorfa.

aton
Aspecto de los residuos de amianto durante el tratamiento con microondas Imagen:ATON-HT

Con el haz de microondas concentrado adecuadamente, a las temperaturas requeridas, en una atmósfera de gas óptima para el proceso y gracias a las sustancias auxiliares adecuadas, los residuos triturados absorven las microondas y la temperatura de destrucción total de las peligrosas fibras de amianto se reduce.

El método muestra plena eficacia de cambiar todas las fibras de amianto en un material seguro, en un proceso marcado por la eficiencia energética.

Radiadores de microondas situados en las paredes del reactor estan conectados con osciladores de microondas y emiten rayos de microondas concentrados sobre el material, que es desplazado dentro del reactor con una velocidad de rotación regulable. El proceso de calentamiento está controlado por sensores de alta temperatura y termopares.

Durante el tratamiento térmico del fibrocemento y otros residuos con amianto, se liberan vapor de agua y pequeñas cantidades de otras sustancias volátiles de impurezas como pinturas, aceites o impurezas orgánicas. A pesar de ser pequeñas emisiones, éstas son potecialmente peligrosas, por lo que los reactores están equipados con dispositivos convencionales de post-combustión (catalizador cerámico).

Dispositivos móviles

Teniendo en cuenta las dificultades y el riesgo que implica el almacenamiento y el transporte de grandes cantidades de residuos peligrosos con amianto, ATON-HT ha diseñado una construcción de los dispositivos instalados en dos contenedores, que pueden ser desplazados hasta el lugar donde se hallen los residuos. En uno de los contenedores se hallan los dispositivos para la trituración y mezcla del fibrocemento u otros materiales, mientras que en el otro está el reactor, el horno y los dispositivos de control.

El sistema permite procesar cerca de 200kg de fibrocemento u otros residuos con amianto y hacerlos inofensivos en una hora. Funciona con energía eléctrica de red o con un generador.

El resultado del proceso es un material útil poroso, con una gran superficie de partículas y fácil de triturar, que puede ser reutilizado sobre todo en la industria de la construcción. No es tóxico, no contiene fibras y puede ser añadido al hormigón, o utilizado en la construcción de carreteras.

 

Fuente: euronews.net, ATON-HT

© 2014 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso