El personal de limpieza es una pieza clave para combatir las infecciones nosocomiales

El personal de limpieza es una pieza clave para combatir las infecciones nosocomiales

limpieza desinfeccionEl personal de limpieza en hospitales es un arma secreta contra las infecciones nosocomiales. Esta es la opinión de un científico de la Universidad de Texas, que destaca el impacto positivo de un equipo de limpieza formado e integrado dentro de la estrategia de control y prevención de infecciones adquiridas en el hospital.

 

 

Limpiar no es lo mismo que desinfectar

Las infecciones adquiridas dentro de los hospitales por los pacientes ingresados son un importante problema de salud pública. Estas infecciones implican estancias más prolongadas en el hospital, complicaciones en la salud del paciente y mayor número de fallecimientos, un incremento de la resistencia de los microorganismos frente a los antibióticos, asi como una enorme carga económica adicional para los sistemas de salud.

limpieza desinfeccionRodney E. Rohde, profesor de la Universidad de Texas especialista en salud pública y microbiología clínica, lanza un mensaje a los hospitales sobre la relevancia de la higiene ambiental y del personal de limpieza dentro de estas instalaciones para poder prevenir y reducir la tasa de infecciones nosocomiales.

Rohde llega a esta conclusión después de su investigación científica sobre la prevalencia de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA) en los ambientes.

Muchos hospitales en EEUU han implementado programas para asegurar que médicos, enfermeras y demás personal se laven las manos para reducir el número de infecciones hospitalarias, pero esta importante medida debe complementarse con una correcta higiene ambiental. El lavado de manos pierde su eficacia si las manos limpias entran en contacto con superficies contaminadas.

El investigador defiende que el personal de limpieza debe ser considerado un especialista de primer orden en la línea de defensa frente a las bacterias, con una formación que incluya las mejores prácticas para una prevención efectiva de las infecciones y una gestión eficaz de la higiene en las habitaciones de los pacientes y otras áreas del hospital.

Para eliminar el riesgo de contaminación cruzada, Rohde expone que, en algunos casos, se utilizan sistemas individuales para cada habiatción, codificados con colores. Por ejemplo, en el cuarto de baño del paciente el especialista en higiene utiliza un máximo de 3 productos diferenciados por color. Estos incluyen un paño (para el fregadero, grifos, ducha), una mopa (para las paredes de la ducha, el suelo y la puerta ) y un guante de doble cara que se utiliza solamente para limpiar el inodoro. De este modo se aisla el inodoro, fuente clave de contaminación con C. difficile y se elimina el riesgo de contaminación cruzada del baño a la habitación del paciente y a superficies, como el mando de la TV, las barandillas de la cama, la mesa etc.

Una vez utilizados en una habitación, estos productos se colocan en contenedores designados, para su posterior  limpieza y desinfección adecuada. Los productos usados o sucios no deben reutilizarse o introducirse en la habitación de otro paciente.

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EEUU (CDC), reporta 250.000 casos y 14.000 muertes cada año por C. difficile, la mayoría de éstas son, según Rohde, evitables. Los especialistas en higiene tienen un papel primordial en ayudar a prevenir la propagación de ésta y otras bacterias.

 

Fuente:Elsevierconnect

 

Compartir notícia: 

Empresas relacionadas

Clymagrup

Control Legionella, Calidad Aire Interior, Control de Plagas, Purificación del Aire

Coandi

Desratización, desinsectación, desinfección, control de aves, tratamientos madera, termitas y legionela