El rodenticida colecalciferol es considerado como disruptor endocrino

El rodenticida colecalciferol, una de las pocas alternativas hasta ahora a los anticoagulantes, ha sido considerado por la ECHA como disruptor endocrino, y pasa a ser una sustancia biocida candidata a la sustitución. Los productos que contienen colecalciferol en biocidas TP 14 se utilizan en el control profesional y no profesional de ratones y ratas, dentro y alrededor de los edificios.

 

El rodenticida colecalciferol es considerado como disruptor endocrino

rodenticidasEl colecalciferol  como alternativa a los rodenticidas anticoagulantes ha recibido un fuerte revés en la XXIII reunión de trabajo del Comité de Biocidas de la ECHA, celebrada hace pocos días.

Esta sustancia, que en realidad es la vitamina D3, habia generado espectativas como solución eficaz y menos tóxica que los anticoagulantes en el control de ratas y ratones. Sin embargo el Comité de Biocidas acaba de emitir un dictámen negativo para su autorización, ya que, además de su ya conocida toxicidad por inhalación, ingestión o contacto dérmico, según lo clasifica el Reglamento CLP, el Comité concluyó que, además, se puede considerar que tiene propiedades de alteración endocrina.

Por lo que parece que, no sin controversias, esta sustancia definitivamente será candidata a la sustitución y no conseguirá la aprobación de la CE para su uso en biocidas TP14 (rodenticidas).

El Comité de Biocidas ya aplazó emitir un dictámen sobre el uso del colecalciferol para biocidas TP14 el pasado mes de julio porque, aunque concluyó que el uso de este rodenticida puede producir intoxicación directa e indirecta en animales que no son ratas o ratones, incluso bajo medidas estrictas de gestión del riesgo, esta conclusión levantó controversias dentro del propio Comité.

Tras haber realizado un proceso de consulta pública, el dictámen negativo de la ECHA ha sido finalmente emitido.

Sobredosis de vitamina D3 

Los rodenticidas que contienen colecalciferol se utilizan en el control profesional y no profesional de ratones y ratas, dentro y alrededor de los edificios.

El colecalciferol actúa por hipervitaminosis e hipercalcemia (aumento del nivel de calcio en la sangre). El mecanismo de acción se basa en el exceso de metabolitos de la vitamina D en la circulación sanguínea, que incrementan la calcemia favoreciendo la absorción intestinal, la reabsorción renal y ósea. Por lo tanto, se produce un cuadro de hipercalcemia, con efectos nocivos a nivel renal, gastrointestinal, cardiovascular y neurológico.

En los EEUU el colecalciferol se registró como rodenticida en 1984, y ha sido utilizado como tal, principalmente contra las ratas de alcantarilla (Rattus norvegicus), ratas negras (Rattus rattus Linnaeus) y ratones domésticos (Mus musculus). Sin embargo, cuando se aprobó para este uso, su toxicología en humanos o el medio ambiente no se había investigado mucho. Aunque el colecalciferol tiene una serie de beneficios para los seres humanos, por ejemplo en usos terapeuticos para la prevención y tratamiento de la deficiencia de vitamina D, también es un veneno para ratas, que resulta tóxico igualmente para otros vertebrados y seres humanos.

En la legislación europea, su uso como rodenticida, de acuerdo al Reglamento 528/2012 de Biocidas, ha quedado, de momento, encallado.  

 

Fuente: ECHA

 

 

© 2018 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso