Nueva tecnología para detectar bacterias en alimentos y agua

La detección de posibles bacterias patógenas en los alimentos y el agua es crucial para evitar infecciones en los consumidores. Cada vez más, la tecnología aporta nuevas herramientas para optimizar estos procesos de detección, logrando soluciones más rápidas, sencillas y fáciles de utilizar. El desarrollo de plataformas de detección electroquímicas con colorimetria es un ejemplo de ello.

 

Nueva tecnología para detectar bacterias en alimentos y agua

higiene alimentaria

Con una nueva tecnología, desarrollada en la Colorado State University de EEUU, es posible detectar bacterias transmitidas por los alimentos y el agua a partir de un único ensayo.

Estos kits de prueba, de bajo coste, fáciles de usar y relativamente rápidos, podrían utilizarse como indicadores preliminares de presencia/ausencia de contaminación por bacterias nocivas en alimentos, agua de consumo o de riego, y en los equipos de procesamiento de alimentos y bebidas. Que, en caso de dar resultados positivos, justificarían la realización de más pruebas.

Según sus desarrolladores, el uso de estas pruebas reduciría el tiempo  y el coste de la detección, permitiendo realizar muestreos más frecuentes y reduciendo la posibilidad de exposición del consumidor a bacterias dañinas que pueda haber en alimentos o agua.

Al desarrollar este nuevo método de detección electroquímica, se expusieron brotes limpios de alfalfa y agua de un lago sin tratar a bacterias E. coli y Enterococcus faecalis, ambas indicadoras de contaminación fecal. 

Al aplicar sobre las muestras la nueva tecnología, se detectaron concentraciones bajas (101 CFU / ml) de cepas de E. coli patogénicas y no patógenas y cepas de E. faecalis y E. faecium (100 CFU / mL) en un período de 4 a 12 h de preenriquecimiento.

El método utiliza una combinación de papel con cambios cromáticos y análisis electroquímico, mediante electrodos de carbón impresos, sobre una plataforma de plástico transparente o papel simple.  

Al igual que los métodos tradicionales de cultivo para detectar bacterias, esta prueba detecta enzimas que la bacteria produce de forma natural, en el caso del estudio enzimas producidos por E. coli y Enterococcus faecalis.

Aunque la idea es que el método de ensayo sea un indicador amplio de la presencia de bacterias potencialmente dañinas, también se puede obtener una selectividad adicional, utilizando sustratos específicos para las enzimas producidas por cada especie. Asimismo, segun los autores, la investigación se centró en E. coli y Enterococci, pero el mismo método podría utilizarse para detectar Salmonella y Listeria.

De forma similar a los métodos de cultivo, esta nueva herramienta detecta bacterias vivas, pero de forma más rápida y más simple. Además implica un consumo menor de reactivos y una menor generación de residuos. Por lo que podria utilizarse como método complementario para la detección de bacterias en alimentos y agua a partir de un único ensayo.

Los potenciales usuarios de este nuevo enfoque incluyen las instalaciones de tratamiento de agua, así como las industrias de alimentos y bebidas.

 

Fuente: www.foodqualityandsafety.com

Artículo original: Colorimetric and Electrochemical Bacteria Detection Using Printed Paper- and Transparency-Based Analytic Devices

 

 

© 2017 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso