Periplaneta australasiae, una nueva cucaracha detectada en el alcantarillado de Madrid

Periplaneta australasiae viene a enriquecer la ya diversa población de cucarachas consideradas plagas presentes en la capital, constituida hasta ahora por las especies Blatta orientalis, Blattella germanica y Periplaneta americana. Aunque P. australasiae es un insecto que suele habitar en exteriores, la empresa Anticimex ha detectado una numerosa colonia en el sistema de alcantarillado de Madrid, donde convive tranquilamente con B. orientalis, la más común en el subsuelo madrileño.

 

Periplaneta australasiae, una nueva cucaracha detectada en el alcantarillado de Madrid

cucarachas

Como muchas otras especies que llegan a España desde lugares remotos del mundo, la cucaracha Periplaneta australasiae,conocida como cucaracha australiana, muy probablemente ha llegado por primera vez a Madrid alojada en mercancias procedentes de zonas con asentamientos de esta especie.

Y, una vez allí, se ha instalado, por el momento, en el sistema de alcantarrillado de la ciudad, donde técnicos de la empresa Anticimex han descubierto una numerosa colonia. ¿Y ahora qué?

Jordi Tapias, director técnico de Anticimex, explica que, aunque no se trata de una especie especialmente invasora, si consigue adaptarse al entorno podría expandirse, no sólo por todo el alcantarillado de la ciudad sino también desplazarse hacia jardines y edificios.

¿Dónde se ubicará la nueva especie?

En la ciudad de Madrid, las cucarachas negras ( Blatta orientalis)  y más raramente la americana ( Periplaneta americana) se encuentran colonizando el alcantarillado. Desde allí, aprovechando deficiencias en la higiene y/o conservación del saneamiento interior de los inmuebles, estos insectos pueden acceden al interior, afectando especialmente a cocinas, servicios-inodoros, sótanos, cuartos de maquinaria, etc..., en general, locales próximos o interconectados con los sistemas de alcantarillado.

En cambio las cucarachas rubias (Blattella germanica) no se encuentran habitualmente en el alcantarillado. Su hábitat preferido son las cocinas y locales (hostelería) donde encuentran las condiciones de temperatura (calor) y humedad que requiere esta especie. 

Y ahora, en el caso de la cucaracha australiana,  Jordi Tapias comenta que esta nueva especie no sólo se siente cómoda en las alcantarillas, sino que puede transitar y asentarse al aire libre.

Aunque la dimensión de la infestación y el perímetro afectado en Madrid todavía no se puede determinar, es posible que la Periplaneta australasiae pueda aparecer en hábitats de la superficie, que son especialmente de su agrado; debajo de la corteza de los árboles, en pilas de leña  o en materia vegetal en descomposición. Dado que la especie posee alas funcionales, puede volar ocasionalmente también hacia el interior de edificios donde es capaz de anidar en armarios, huecos de techos, cocinas o cajones. 

Anticimex está trabajando en coordinación con las autoridades sanitarias de la ciudad de Madrid para determinar la expansión actual de la especie y el mejor tratamiento a realizar.  En este sentido, Jordi Tapias afirma que, aunque no es seguro que pueda erradicarse esta nueva plaga, ya que es difícil saber todos los lugares donde se encuentra, los productos biocidas homologados que utiliza la empresa  son perfectamente eficaces para controlar de forma eficiente este insecto.

Además, John Murray,  responsable técnico y de higiene de Anticimex Australia, con experiencia y conocimientos sobre el comportamiento de Periplaneta australasiae, sus preferencias de hábitat y sus costumbres de alimentación, está colaborando en la planificación del tratamiento a realizar. 

¿Qué aspecto tiene?

La cucaracha australiana tiene una coloración marrón rojiza, similar a otras especies como la Periplaneta americana, pero puede distinguirse por la presencia de una banda de color amarillo en el borde exterior de ambas alas, cerca de su punto de fijación. Los ejemplares adultos miden hasta unos 3,5 centímetros de largo. 

cucarachas

Su ciclo vital incluye el huevo, cinco estadios ninfales y el adulto.  Una ooteca puede contener hasta 24 embriones, que necesitan cerca de 40 dias para completar su ciclo de desarrollo. El desarrollo hasta la etapa adulta requiere aproximadamente un año, y las hembras adultas sobreviven durante cuatro a seis meses adicionales, pudiendo poner alrededor de 20-30 ootecas en su vida.

 

Fuente: abc.es, madrid.es

Imagenes: W.Commons

 

© 2018 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso