Feromonas contra las chinches

journal-medical-enthomology.jpgUn estudio publicado en Journal of Medical Entomology determina que la combinación de las feromonas de alarma del Cimex lectularius, chinche de la cama, con los productos desecantes para el control de insectos, aumenta considerablemente la efectividad de éstos para matar las chinches en tiempos cortos de exposición. Las señales químicas estimulan a los insectos a salir de sus escondites y moverse sobre el desecante, mejorando la efectividad de éste.

Muerte por deshidratación

Las chinches de la cama se han convertido en un plaga emergente en los últimos años, afectando a diversidad de sectores como hoteles u hospitales. Según el estudio, la especie Cimex lectuarius, está desarrollando resistencia a los insecticidas autorizados para tratar áreas infectadas pertenecientes al grupo de los piretroides.

cimex-lectularius.jpgLos polvos desecantes son una de las formas más antiguas de control de insectos y todavía se consideran efectivos siempre y cuando las chinches caminen sobre ellos.

Los investigadores hallaron que pulverizando el entorno de las chinches con versiones sintéticas de sus feromonas de alarma, actuaban como repelente, confundiéndolas y haciéndolas más propensas a caminar sobre los agentes desecantes, que las matan al hacerlas altamente susceptibles a la deshidratación.

"Una vez que se aplican las feromonas de alarma en los lugares donde se esconden las chinches, éstas comienzan a moverse por la zona y a través del desecante" comenta Joshua Benoit, principal autor del estudio.

Feromonas y gel de sílice

Los dos ingredientes de las feromonas de alarma de las chinches que resultaron más efectivos fueron (E)-2-hexenal and (E)-2-octenal. Cuando las chinches son perturbadas o están excitadas segregan estas sustancias y tienen la tendencia a moverse.

cimex-lectularius2.jpgSe utilizaron asimismo dos tipos de polvos desecantes en los experimentos: tierra de diatomeas y un compuesto a base de gel de sílice llamado Dri-die. Los polvos desecantes están diseñados para perturbar la cutícula de la chinche, más concretamente la capa de cera que la recubre y que le permite mantenerse hidratada. Sin esta protección, los insectos son propensos a secarse y morir.

Las pruebas realizadas mostraron que las chinches expuestas a Dri-die junto con una combinación de las dos feromonas resultaron las más efectivas, triplicándose el porcentaje de pérdida de agua.

Chinches jóvenes expuestas a esta combinación murieron en un dia, tres dias antes que las tratadas sólo con desecantes. Hembras adultas sobrevivieron cerca de 6 dias, frente a los aproximadamente 17 que tardaron en morir las expuestas a desecantes solamente.

La señal química provoca la salida del escondite

Las chinches suelen permanecer escondidas en colchones, mobiliario o grietas de las paredes durante el dia y se alimentan de sangre de humanos o animales durante la noche.

cimex-lectularius3.jpgEn pruebas realizadas en entornos similares a los habituales para las chinches, los investigadores recrearon un habitat en el que estas podian esconderse, para comprobar si las feromonas provocaban el abandono de los escondites.

Tras aplicar el gel desecante y la combinación de feromonas, los insectos salieron de sus escondites en cinco minutos. La aplicación de ambos productos redujo al 50% la supervivencia de las chinches. Finalmente, la mitad de las chinches jóvenes murieron en 10 dias y alrededor del 60% de las hembras adultas en 40 dias.

Benoit indica que " los polvos desecantes no son tóxicos y pueden ser utilizados en viviendas asi como en la agricultura." El investigador espera que la técnica, probada hasta ahora en pequeñas áreas, pueda aplicarse a zonas infestadas por las chinches, pero apunta la necesidad de realizar más pruebas antes de comercializarla para determinar posibles efectos negativos.

Ante la creciente resistencia de las chinches a los pesticidas, que lleva a aumentar la concentración de químicos tóxicos para conseguir erradicar los insectos, Benoit opina que " preferible que intentar conseguir pesticidas completamente nuevos, es utilizar los antiguos de forma innovadora."

 

Fuentes:
Joshua B. Benoit, Seth A. Phillips, Travis J. Croxall, Brady S. Christensen, Jay A. Yoder, David L. Denlinger. Addition of Alarm Pheromone Components Improves the Effectiveness of Desiccant Dusts Against Cimex lectularius . Journal of Medical Entomology, 2009

Science Daily

Fotos:Wikimedia Commons,Wikimedia Commons, Cuttlefish

Otros artículos relacionados en Higiene Ambiental:
Las chinches de la cama aumentan un 10-20% en 2008
Las chinches, plaga emergente en Europa y EEUU
Sesión de cine: chinches
Verdadera chinche de las camas (cimex lectularius)

© 2014 Higiene Ambiental Consulting      Aviso legal      Licencia de uso